Abusos, explotación y trabajo infantil, así se produce el aceite de palma

0
89

MALASIA.- Millones de personas trabajan en condiciones arduas en la industria del aceite de palma en Asia, muchas de ellas víctimas de abusos y explotación, incluso trabajo infantil, esclavitud y posiblemente violaciones sexuales, halló una investigación de The Associated Press.

En Malasia e Indonesia, campesinos pobres cosechan la palma rojiza que sirve para fabricar los productos alimenticios o cosméticos de compañías como Unilever, L’Oreal, Nestlé y Procter & Gamble.

En conjunto, esos dos países producen un 85% de la oferta mundial del aceite de palma, una industria que acumula 65.000 millones de dólares al año.

El aceite de palma está en casi todos los productos del mundo moderno. En las etiquetas aparece como ingrediente bajo más de 200 sinónimos y está presente en aproximadamente la mitad de los productos en los anaqueles de los supermercados y en la mayoría de los productos cosméticos. Por ejemplo, está en pinturas, pesticidas, píldoras, alimentos para mascotas, combustibles e incluso en jabón desinfectante y láminas de madera.

The Associated Press entrevistó a casi 130 obreros actuales y antiguos de más de una veintena de compañías de aceite de palma, originarios de ocho países y quienes trabajaron en campos en Malasia e Indonesia. Casi todos denunciaron todo tipo de maltratos, como engaños, amenazas, confinamiento o cobro de deudas imposibles de pagar. Otros denunciaron acoso de autoridades, redadas y detenciones en centros penitenciarios hacinados.

Entre ellos había miembros de la minoría rohinya de Myanmar, que escaparon de las masacres en su país sólo para ser vendidos a las compañías de aceite de palma. Pescadores que huyeron de trabajos de servidumbre, pidiendo auxilio en la costa, fueron vendidos a las plantaciones, a veces con la complicidad de las autoridades. Denunciaron que trabajaban gratis o a cambio de sueldos ínfimos, atrapados en la servidumbre durante años.

La AP usó las cifras más recientes de la industria del aceite de palma, como fabricantes, comerciantes y compradores, además de registros de aduanas estadounidenses y vinculó los productos de consumo con las fábricas y con las cadenas de suministro de las marcas más reconocidas, como los productores de galletas Oreo, del desinfectante Lysol y de los chocolates Hershey’s.

Reporteros de AP fueron testigos de algunos abusos. Además, examinaron documentos policiales, reportes de prensa, denuncias a sindicatos y videos y fotos sacados clandestinamente de las plantaciones. En algunos casos los reporteros consiguieron hablar con personas que ayudaron a rescatar a obreros esclavizados. Fueron entrevistados más de un centenar de activistas, académicos y funcionarios gubernamentales.

Si bien los abusos no han sido revelados mayormente, los efectos nocivos del aceite de palma han sido denunciados desde hace años. Aun así, gigantes financieros como JPMorgan Chase, Deutsche Bank y Vanguard Group han financiado una industria que ha crecido vertiginosamente, de apenas 5 millones de toneladas en 1999 a 72 millones de toneladas actualmente, según cifras del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!