Abordan con humor el tema del feminismo   

0
553
Con más de una década de trayectoria y 25 espectáculos creados, Las reinas Chulas no habían abordado este tema tan abiertamente como lo hacen con “Las Miserables”. (TWITTER: @LasReinasChulas)

CDMX.- “Las Miserables es la salida del clóset de nuestro feminismo”, explicó Cecilia Sotres, integrante de la compañía de cabaret “Las Reinas Chulas”, sobre su nuevo espectáculo que aborda esta filosofía de vida desde un punto de vista divertido y sarcástico.

Con más de una década de trayectoria y 25 espectáculos creados, Las reinas Chulas no habían abordado este tema tan abiertamente como lo hacen con “Las Miserables”.

“Es esta aventura de decir, sí pienso de esta manera, sí quiero convidar a todas las mujeres y hombres que conozco a que seamos de esta forma. La respuesta ha sido bonita, porque ha habido gente que llega al show y dice ‘yo quiero traer a mi papá para que escuche esto”, externó Nora Huerta.

Pero como es su costumbre, esta puesta en escena llega en una etapa coyuntural, en el que la mujer mexicana se encuentra exigiendo respeto a su persona y sus derechos. “Hay mucha furia con el tema en este momento, pero nosotras quisimos darle desde el lado del humor, aligerarlo, que es algo que hemos hecho siempre, porque muchos hombres no entienden por qué estamos tan enojadas, y muchas mujeres tampoco lo comprendemos. También nos burlamos del feminismo, de nuestro yo aguerrido y al mismo tiempo es un espectáculo muy esperanzador”, refirió Ana Francis Mor.

La premisas de esta historia es: durante la Revolución francesa, cinco mujeres reflexionan sobre la equidad de género, libertad y desigualdad que viven, y para hacer más notorias sus quejas viajan en el tiempo hasta llegar a la época actual, donde se está desarrollando la constitución de la Ciudad de México.

“No tiene la revelación del hilo negro, es un montaje muy divertido, tenemos una anécdota muy burda que nos permite hacer una sátira o comedia ligera, hay cosas muy jocosas en el escenario y hablamos sin temor de Dios o pudor sobre la importancia de la sexualidad, de ganar nuestro dinero, de educarnos y colocarnos en otro lugar política y socialmente”, finalizó Nora Huerta.