10 cambios en tu estilo de vida que te harán vivir más tiempo (según la ciencia)

0
137

A pesar de nuestros increíbles avances en la ciencia, la tecnología y la medicina, reportes recientes muestran que la expectativa de vida ha disminuido tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido. Puede ser porque la longevidad se está convirtiendo en un tema de moda, pero pareciera que a donde volteemos encontramos un nuevo aparato o una nueva pastilla que promete añadirle años a nuestros calendarios de vida.

Pero en medio de toda esta innovación, seguramente hay formas más sencillas, probadas científicamente, que pueden ayudarnos a vivir más tiempo. Si vamos más allá del típico consejo de “come saludable, haz ejercicio y deja de fumar” que nos dan los médicos, hay varios pasos simples que casi cualquiera puede seguir para vivir más y mejores años.

1. Lee un libro
Según un estudio que duró 12 años en la Universidad de Yale y fue publicado en el Social Science And Medicine, las personas que leen libros experimentan un 20% de reducción en las tasas de mortalidad comparados con los que no leen. Leer por lo menos 30 minutos al día ayudó a las personas a vivir, en promedio, 23 meses más comparado con los que no leen, independientemente del género, nivel socioeconómico, educación o salud.

2. Ten un perro
Un estudio reciente realizado en Suecia demostró que los dueños de perros tienen 23% menos probabilidades de morir por problemas cardiovasculares, y tienen 20% menos riesgo de morir en general. Los autores no han podido explicar esta conexión, pero pudiéramos relacionarlo con la actividad física extra y la conexión emocional entre los perros y sus dueños. Como advertencia, el Dr. Tove Fall, co autor del estudio, atinadamente señaló que “no todo el mundo puede tener un perro.”

3. Come fibra
Las dietas altas en fibra nos pueden ayudar a mantenernos de forma regular, pero los efectos secundarios de consumir 35 gramos de fibra de frutas y verduras diariamente pueden ser espectaculares. Según un estudio de 2014 publicado en el American Journal Of Clinical Nutrition, esos 35 gramos de fibra diaria están asociados con disminuir la probabilidad de tener enfermedades del corazón en un 54 por ciento, y en reducir el riesgo de morir por otras causas en un 37%. Los autores señalaron que las frutas y verduras ricas en fibra contienen vitaminas y minerales que ayudan a mantener la salud del corazón, previenen el cáncer y alivian la inflamación.

4. Camina
Hipócrates alguna vez dijo: “Caminar es la mejor medicina del hombre” y puede que haya tenido razón. Según la Clínica Mayo, las caminatas regulares tienen un sinfín de beneficios que mejoran nuestro bienestar físico y emocional. En 2015, un estudio presentado a la Sociedad Europea de Cardiología reportó que caminar 25 minutos diarios a paso ligero puede añadirle hasta 7 años a nuestra vida. Además de caminar, se demostró que cualquier actividad de esparcimiento que involucre moverte incrementa tu expectativa de vida de 2 a 7 años.

5. No veas la televisión
El sentido común nos dice que ver demasiada televisión es malo para nuestra salud, pero ¿será cierto? Y ¿cuánto es mucha televisión? Además de trabajar y dormir, ver televisión es la actividad diaria más reportada en los países desarrollados, considerando que un estadounidense promedio ve 5 horas diarias de TV. Un largo meta análisis de 40 años concluido en 2011 confirmó que la exposición prolongada a la televisión aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y cualquier otra causa de mortalidad. La relación fue mucho más directa para las personas que ven televisión más de 3 horas al día.

6. Practica yoga y meditación
¿Has notado que los instructores de yoga y meditación se ven más jóvenes de la edad que tienen? Los beneficios a la salud que tienen estas prácticas empiezan a ser aceptados por la medicina moderna, y los efectos de longevidad acaban de ser demostrados. Un estudio realizado el año pasado en India concluyó que no sólo podemos retrasar el proceso de envejecimiento, sino que podemos revertir los efectos del mismo si adoptamos prácticas de yoga y meditación a nuestro estilo de vida.

7. Entra al sauna
Aunque es importante buscar la recomendación de tu médico antes de usar un sauna, los beneficios de éste fueron recientemente demostrados en un estudio realizado por JAMA en 2015. Descubrieron que el uso frecuente del sauna estaba relacionado con una reducción en el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiaca o cualquier causa de mortalidad, siendo los que toman sesiones de 20 minutos, 4 veces a la semana, los que tienen el menor riesgo.

8. Encuentra tu sentido del humor
Un estudio realizado en Noruega demostró que las mujeres con buen sentido del humor tienen una tasa de mortalidad 48% menor, aunque los autores no pudieron encontrar una relación similar para los hombres. Sin embargo, sí encontraron que los hombres con buen sentido del humor tienden a morir menos de enfermedades infecciosas y concluyeron que “el sentido del humor es un recurso cognitivo para proteger la salud.”

9. Consume alimentos integrales
Hace algunos años se descubrió que la dieta mediterránea, que consiste principalmente de vegetales, aceite de oliva y pescado, estaba relacionada con la reducción de las tasas de mortalidad en un 10 a 20 por ciento. Recientemente, los alimentos integrales (los que no han sido procesados) captaron la atención de los medios, y un estudio realizado el año pasado por BROAD demostró que una dieta a base de alimentos integrales y vegetales mejoró los índices de masa corporal, los niveles de colesterol y muchos otros factores de riesgo.

10. Trabaja en algo que te satisfaga
Un famoso estudio de Erdman Palmore en 1969 descubrió que la mejor forma de predecir la expectativa de vida era la satisfacción laboral. Concluyó que la gente que se sentía útil y que estaba haciendo trabajos significativos durante los últimos años de sus carreras vivían más años. Palmore es un geriatra reconocido y ahora es profesor emérito de la Universidad de Duke en Carolina del Norte.

Aunque esta lista no exhaustiva, la ciencia claramente demuestra que podemos vivir muchos años si adoptamos prácticas simples y saludables a nuestras rutinas diarias. Y analizando toda esta evidencia, tal vez hasta sea posible que Deepak Chopra haya tenido razón cuando dijo que “La forma en la que piensas, actúas y comes influye en la cantidad de años que vas vivir.”

Mantente informado las 24 horas, los 7 días de la semana. Da click en el enlace y descarga nuestra App!